domingo, 20 de febrero de 2011

Misfits


Nunca he ocultado mi admiración por las nuevas generaciones. Me parecen creativas, divertidas y de un descaro refrescante. Evidentemente, no estoy hablando de ni-nis agrede padres-compañeros-profesores. Nada refrescante ni creativo en abusar.
Un ejemplo: Misfits.


A las personitas siempre nos ha gustado que nos contaran historias alrededor de la hoguera que nos hicieran olvidar al oso que esperaba fuera de la cueva. Hoy en día, la hoguera es una pantalla y hay miles de chamanes creando historias.
Cuando mi chico viene a cenar a casa no me trae un ciervo para que lo ase para cenar (cosa que le agradezco, que pelar ciervos es pesao, pesao) sino buenas series para ver en la hoguera.
Hemos disfrutado con HMYM (Cómo conocí a vuestra madre), Glee, Big Bang y alguna otra, pero la que más me ha impactado ha sido Misfits.


Las series americanas suelen estar mucho más cuidadas formalmente, pero las británicas tienen alma. Y el alma de la juventud lanza un grito desgarrado (y muy divertido) en esta serie, que Sinde-mediante, no será la última que veré.

Fin de semana de discursos. El viernes, The King's Speech /El discurso del rey. Una maravilla. Me encantó. El sábado, el discurso de Nathan. ¿Adivinas con cuál me quedo? Bingo!


P.D. Dicen que nunca segundas partes fueron buenas. No es el caso. Misfits, segunda temporada. Mejor que mejor.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Hay otra serie inglesa que quizá te guste, que también tiene alma, como dices tú.
Se llama Skins y trata de la vida de un grupo de adolescentes de Bristol. Va por la 5ª temporada, pero cada dos temporadas cambian a todo el elenco para que sean creíbles por la edad. Los actores son jóvenes y refrescantes y, normalmente con mucho talento.

La primera temporada y la quinta son para el recuerdo.

Espero que les des una oportunidad a estos chicos!

Un saludo y enhorabuena por el blog