domingo, 29 de noviembre de 2009

El baile de la Victoria / Hoy no me puedo levantar

Aunque a veces te encuentras con experimentos interesantes, como esta novela escrita a partir del guión de una película, en la que Marta Sofía ha hecho un muy válido ejercicio poniéndose en la piel de Davo, el esclavo (Dadas las circunstancias históricas no era muy sensato ponerse en la piel de Hipatia. Chiste fácil y de mal gusto, lo sé),

más normal es hacer una película a partir de una novela ya escrita, como esta pequeña obra maestra de Antonio Skármeta, que Trueba ha sabido convertir en imágenes humildes pero fuertes, de esas que se te quedan grabadas para siempre. A partir de un indulto político (que lejano queda ese concepto, por suerte) una serie de personajes salen a la calle y sus destinos se unen para siempre. Simpático el cameo de Skármeta (Antonio, que no Juan Antonio), maravillosa la Victoria bailando, esa fuerza de la juvenud de Abel Ayala, Darín, gracias por existir! Y a pesar de todo, la protagonista principal de la película no es ni autor ni director, ni actor ni bailarina. La protagonista es vieja como el mundo y seguirá aquí cuando todos nos hayamos ido. La cordillera de los Andes. Impresionante. Un placer conocerla.

Pino-ok

Lo de Hoy no me puedo levantar es un expediente X. Al pasar por delante del teatro no pude resistirme a sacar entradas. Al fin y al cabo, había estado tentada de ir a Madrid a verla en su momento, y no verla ahora, teniéndola tan cerca era un crimen. O no. Porque cuando un actor en ciernes empezó a contar una historia sin gancho, salpicada de chistes de sal gorda y tópicos, y a continuación empezaron a cantar, mal, canciones que habían modificado a peor... los ojos se me iban abriendo como platos. No por la falta de calidad. A eso estamos todos hechos. Sino por la entusiasta respuesta del público. Me pasé una hora y media con la sensación de "Me he perdido algo???" Son de alguna secta que ha dado instrucciones precisas y no me ha llegado??


Los bailarines son buenos. Hay mucho talento entre los bailarines jóvenes de todo el mundo.
Si no habéis visto un concurso que se llama America's Best Dance Crew, no os lo perdáis. Con la boca abierta te quedas con las coreografías de grupos como los JabbawockeeZ, los Kava Modern o los BreakSk8.


A la media parte salimos. Nos dijeron: si no tenéis las entradas, no podréis volver a entrar. Nos mordimos la lengua y fuimos a tomar un café con leche con churros y a arreglar el mundo.



Os dejo con un video de JabbawockeeZ. Lo que hace esta generación con sus cuerpos no es bailar. No sabría decir qué es, pero es algo más.

Pino-ok