domingo, 20 de septiembre de 2009

Crónicas mayas I

El verano ha estado lleno de frases lapidarias. Por ejemplo "¿Tienes pasaporte? Pues nos vamos a México". Y un día más tarde: "Ups, tengo pasaporte, pero está caducado!!!". Así que madrugón de último día, y con la tinta del pasaporte aún fresca, coche y a Madrid, a buscar el avión. 1o horas de vuelo hasta Cancún (Nido de serpientes en Maya), ciudad de 1 millón de habitantes que se ha formado en 30 años.

Hace unos años traduje una guía de México y quedé enamorada del país. Con muchas ganas de visitar Ciudad de México, el Museo Arqueológico, los artefactos, los estados del noroeste, el desierto, y por supuesto, los estados mayas, los cenotes, las pirámides, las serpientes de luz que bajan por las pirámides en los equinoccios, las playas, las islas, Cozumel... nombres lejanos, exóticos, inaccesibles???

Tulum

No. Gracias a la crisis y a la inestimable colaboración de la gripa, los precios de los viajes a la Riviera maya han bajado tanto que hemos podido visitarla.
Me olvidé a Pino, Prin y a los Gurbis. Este año he trabajado duro, y las vacaciones eran para mí.

En los hoteles todo incluido puedes pasarte el día haciendo la iguana al sol, o con mil actividades, pero estando a media hora de distancia de Tulum, a una hora de Cobá o a tres horas de Chichén Itzá, es un crimen no ir a visitarlos. Cuando los españoles llegaron a América, Tulum todavía era una ciudad habitada por los mayas, con un comercio activo por mar y por las carreteras blancas o sacbés. Eran caminos recubiertos por una arena muy clara, por los que se podía viajar cómodamente de noche, a la luz de la luna, sin que te achicharrara el sol. Porque achicharra!!
Saliendo de Tulum, fuimos a pasar la tarde a un parque acuático precioso: Xel-há, donde entre otras actividades puedes bajar un río de aguas frías en donut hasta llegar a la bahía de aguas cálidas, paraíso de peces grandes y diminutos.

El día siguiente debía ser de descanso, pero sin pensarlo, acabamos en la isla de Cozumel. Muchísimo calor, muchísima humedad y falta de planificación no nos dejaron conocerla como se merecería, pero aun así, un buen recuerdo.

Cobá y Xancá. Las ruinas de Cobá no tienen ese impresionante escenario marítimo de Tulum, ni la majestuosidad y la magia de Chichén Itzá, pero tienen el encanto de la cercanía, la autenticidad. Los edificios están escondidos entre los árboles, y te los vas encontrando a medida que avanzas con la bicicleta.
Sí, ya, somos muchos, y la visita a cualquier lugar turístico (y en agosto no digamos) es muy difícil que sea una experiencia mágica, pero una es de buen conformar, y disfruté muchísimo del paseo en bicicleta por la selva, de la subida a la pirámide (unos 40 metros, unos 100 escalones muy altos) y de la coca-cola de luego (:P) La bajada, sin problemas, pero las agujetas me duraron varios días.



Para quitarte los calores nada mejor que el agua de los cenotes. Cerca, en Xancá, nos tiramos por dos tirolinas (o como dicen allí, tirolesas). También las llaman Vuelo Maya, pero vaya, es que las bicis-taxi son la limusina maya, parar a un lado de la carretera es ir al baño maya... La puñeta es que no pudimos hacer fotos, y el lago era grande y muy bonito. La primera tirolina, a lo largo, tenía unos 100 metros, y la segunda, unos 200. Me encantó. Y la vuelta en canoa también.
Baño en un segundo cenote de aguas cristalinas y fresquísimas y comida en un poblado en medio de la selva. En ningún momento tuvimos problemas intestinales ni de ningún otro tipo. Bueno, el agua es muy rica en cal, por tanto es dura y si te tiras de cuatro metros... pues claro, duele :P

Pero no puedes quedarte a reposar si al día siguiente te espera una excursión a Chichén Itzá. Si Tulum te enamora por el exotismo de su playa y Cobá por la exuberancia de la selva, Chichén es la majestuosidad. Continuará..

3 comentarios:

Jei dijo...

jó, qué ganas de ir, ays...

gotomax dijo...

Encima continuará, anda yaaa!!!

Joroba que envidia, un viaje espectacular que recordareis toda la vida. Felicidades!

Auror dijo...

joe vaya viajecito mas chulo¡¡¡
besotes envidiosos