domingo, 22 de marzo de 2009

Puliéndonos

Estos últimos años, habíamos estado acumulando muchas cosas. Tiempos de bonanza, de excesos. Bolsas de regalos de navidad para los niños mucho más grandes que los niños. De no reparar nada, para qué, se compra otro. De marcar en las entrevistas de trabajo la casilla de NO estoy dispuesto a desplazarme, por sentirnos muy seguros en nuestra silla. De comprar galletas de mil sabores y yogures de mil gustos, por variar. Tiempos de esto no puede durar, esto es una burbuja y cuando se rompa, ya verás.
La burbuja ha petao y ya vamos viendo. Y sintiendo. Una euforia de gol en el último minuto cuando cobras. Angustia cuando el día 2 ya no queda saldo en la cuenta. Instinto asesino cuando un vecino propone alguna reparación en la escalera. Y ya no quedan baldes en las tiendas... todos con las barbas en remojo cada vez que echan a un compañero del trabajo.

Menos propiedades, menos cuentas corrientes, menos dinero, menos tarjetas, menos viajes, menos baños que mantener equipados, menos ropa, menos regalos, menos sabores en los yogures... nos estamos puliendo. Quedando en lo básico. Algo bueno debe tener también.

6 comentarios:

betusta dijo...

Pero a pesar de lo que dicen en los medios públicos, la gente se sigue gastando muchisimo en bodas y comuniones. Parece como que solo estuviesen ahorrando para eso. Y esto te lo digo porque me muevo en este trabajo.

Norma dijo...

Pues me alegro de que no te falte curro :)

Si no supiera a lo que te dedicas, pensaría que igual eras párroca o monaguilla XDDDD

Besos, guapa

el_Vania dijo...

Luego dicen que 'menos es más'... pero claro, también están los del 'qué dirán'.
Uno ha de ir cargado conforme a sus posibilidades. De nada sirve llenar alforjas que uno no puede arrastrar.

Salud/OS!

Carla dijo...

¡Normiiii!
¡cuánta razón! Soy una de esas que hace números constantemente para poder llegar a fin de mes (y no siempre llego)
Los yogures son de marca blanca, la leche la más barata (una incluso de menos precio que la de marca blanca), no compro galletas de capricho, galletas maría y punto (y de marca blanca)
Todo lo posible se compra de marca blanca .

Ya no voy a los centros comerciales, a no ser para ir al supermercado.

No me compro nada que no necesite y a veces cuando necesito algo si puedo esperar pues espero hasta que ya no se puede esperar más.

Bueno, no es que me queje, hay gente que está peor.

Yo no me voy a quejar por no ir de vacaciones o por otro tipo de cosas superfluas. Eso me da rabia, la gente que se queja de no poder ir al cine o a cenar. Peor son otras cosas...

Bueno, no me enrollo más. Esperemos que esta situación pase pronto y que al menos nos sirva para aprender algo

Mónica dijo...

yo nací en crisis, así que... ahora estoy algo peor de lo que ya estaba, pero de nada vale quejarse,no? Yo me he resignado a pensar que de nada vale ser bueno, o tener talento, o ser trabajador... me he resignado a pensar que nací donde nací y de ahí no se me permitirá salir.

Norma dijo...

Totalmente de acuerdo, Vaniakid. Más ligero se llega más lejos! :)


Y bien bueno que es todo lo de marca blanca, Carla, no me extraña que haya tantos anuncios de "el champú talycual no fabrica para otras marcas" ;)


Hola Mónica, guapa. Desanima mucho cuando trabajas en un sitio y a los seis meses te echan para coger a otro, aunque lo hayas hecho muy bien... pero eso no quiere decir que nadie valore el trabajo bien hecho.
Sea cual sea tu situación, no te dejes hundir, que eres muy joven. Encontrarás algún sitio donde valoren tu talento, ya verás.

Un abrazo gordo a los tres