miércoles, 6 de diciembre de 2006

La indignación de los injustos




Ayer vi que entrevistaban a Santi Millán por la tele y me quedé a verlo un rato. Al cabo de un momento, estaba indignada. Aquello no era una entrevista, era un acoso y derribo. El señor Monegal, desde su trono de una tele local barcelonesa, no dejaba de juzgar el trabajo de Millán. No afirmaba, pontificaba. ¿Cómo alguien que ha trabajado en La Cubana puede rebajarse a hacer una serie como Divinos? ¿No había leído los guiones antes? ¿Quién le había dicho que por salir con Paula Vázquez iban a triunfar?... No sé, todo dicho con muy mala educación. Santi Millán dio una lección de madurez y democracia, respetando la opinión del pontífice, pero sin estar de acuerdo. Simplemente diciendo que a él le gustaban los guiones, y a él le gustaba Paula Vázquez. Sin querer “culpar” a nadie de la baja audiencia, que es lo que una persona menos segura de sí misma habría hecho.

Zendal habló de series que duran poco en antena semanas atrás, y justamente comentaba yo el caso de esta serie Divinos, que me había quedado con ganas de ver acabar. Nada del otro mundo, una serie simpática, amable, para ver al final del día, agotado y espachurrado en el sofá. Una serie como sus protagonistas, amables, agradables de ver, y sobre todo, sin pretensiones. Simpáticos, autocríticos, y alejados de todo pontificio.

El subconsciente del señor Monegal le traiciona cuando dice: “Que pragmáticos que sois la gente de la tele”. ¿Qué es usted, pues, gente del ballet ruso???


Algo parecido pasa con Mercedes Milá, que (según palabras de Víctor Amela en la Vanguardia) ha dejado de ser madrina de los ratoncitos de Gran Hermano, para convertirse en su madrastra.

Los tiempos se radicalizan. Los discursos se radicalizan. Los blogs pueden resultar un buen antídoto contra tanta ortodoxia. O pueden ser un púlpito tan válido como cualquier otro, ¿no?

8 comentarios:

zendal dijo...

(¡Hola!, uf, ya llegué. Es que hoy me toco trabajar... sig... y el viernes también... :_)

No hay nada peor que una persona radical, sea en la postura que sea.
Pero creo que la mejor manera de combatir la radicalidad, es como cuentas que se comportó Santi Millán: con amabilidad, respeto, y madurez, pero con firmeza.

El lunes tuve una reunión de trabajo. 5 personas. Pues bien, una de ellas se pasó la primera mitad de la reunión, hablando medio a gritos y cortando las opiniones del resto.

Yo era la primera vez que hablaba con esa persona (en este caso mujer, pero que igual comportamiento he visto en muchos hombres).

Y sin conocerla de nada, le perdí todo el respeto. A pesar de todo, es trabajo, y hay que "aguantar" el chaparrón. Así que a base de paciencia, educación y sonrrisas, conseguimos relajar el ambiente (y a la señora) y sacar alguna conclusión.

Bueno, que me he enrrollado. :P

Lo que quiero decir, es lo intuil de ese tipo de actitudes.

... ¡Besos! ... ;D

zendal dijo...

No "intuil"... quería decir "inutil".

(Yo si que soy "inutil" escribiendo, je, je) :P

Norma dijo...

Pues la palabra intuil es bonita. Podría referirse a algo que intuyes que va a ser inútil ;D
Que lástima que en el trabajo no puedas a veces "cambiar de canal"...

Athos dijo...

Hay un tipo de periodismo "agresivo" hoy en día, que me indigna sobremanera.
Para captar la atención, llegan a recurrir a la grosería y la mala educación.
A veces entrevistan cómo enfadados e incluso gritan. No los soporto.

KUTXI dijo...

¡Me ha encantado lo del ballet ruso! :-DDD

La verdad es que no he visto ni la serie Divinos ni al tal Monegal en toda mi vida, así que no tengo elementos de juicio para dar una opinión. Bueno, sí, a mí Paula Vázquez también me gusta (si veía el Euromillón aquel porque salía ella...)

También opino que lo de hacer una entrevista debe de ser algo muy complicado a tenor de los resultados que se ven habitualmente: muchas entrevistas agresivas con el entrevistado y otras muchas que se dedican a darle crema y/o hacerle la rosca. Aunque supongo que no sería tan dificil hacerlas bien si simplemente los entrevistadores se dedicaran a preguntar aquellas cosas sobre las que tuvieran curiosidad (me encantan las entrevistas de Eduard Punset, aunque no me suelo enterar de mucho viendo su programa).

Saludos.

gotomax dijo...

Ayer noche (la del miércoles al jueves, vamos), entrevistaron también a Santi en la tele. Lo hizo Julia Otero y en un tono mucho más azucarado, sobretodo teniendo en cuenta que eran niños los espectadores. El programa se ve en TV3 y su título "no em ratllis" (no me ralles). Los protas son los niños, soltando verdades como puños. La semana pasada el invitado era el famoso Monegal, que dijo alguna chorradita mezclada con aciertos ocasionales.
Ferran Monegal es un crítico de televisión que ahora tiene programa propio, por lo que me gustaría saber su opinión como crítico al citado programa que protagoniza. Leía a menudo sus artículos periodísticos como crítico en El periódico, pero cada vez que le veo con esa mirada de autosuficiencia me repatea el hígado. Tiene dos grandes fijaciones en su vida, y no pierde oportunidad de criticarlos abiertamente. "El diario de Patricia" y "El tomate". Tiene toda la razón en criticarles por su contenido, pero no precisamente cuando está de invitado en un programa de niños. Cero patatero para el Sr. Monegal y su autosuficiencia.

Pinocho dijo...

Vaya, vaya, me has colocado de espaldas, no importa, así al menos no se ve que en realidad soy mujer....jjejjejje.

Hola la casualidad me trajo hasta tu casa y de momento (y si no te importa) me estoy paseando por ella.

Un saludo.

Norma dijo...

Pinocho, bienvenida!!! Encantada de conocerte :)