jueves, 7 de diciembre de 2006

Estoy leyendo A year in search of Wa, un divertido libro sobre una norte americana que pasa un año en Japón buscando el Wa (equilibrio-paz interior). No sé si lo va a encontrar. De momento lo que encuentra son nuevas generaciones, despreciadas por sus padres por superficiales, adorados por los cazadores de tendencias por su capacidad casi supra-humana de fagocitar nuevas tendencias y convertirlas en antiguas en cada vez menos tiempo. Esos jóvenes caminan por las calles con sus bolsas de marca y en la otra mano un vaso de Starbuck latte grande (en el original).

Starbuck latte grande

Me ha recordado a aquel policía de Blade Runner. El idioma universal, mezcla de todos los idiomas, ya está aquí.

Konichiwa, hombre, man, nen!!!

8 comentarios:

betusta dijo...

Norma....¡ya llegaron tus libros¡¡¡. Pensé que se los habia quedado el cartero, porque se que tiene mucha cara y solo reparte cuando le da la gana....
Muchas gracias, tiene buena pinta, pero hasta que no lo lea no lo sabré. Ya te contaré que tal.

Sobre tu tema de hoy. Debe de hacer muchos años que no veo Blade Runner (una de mis pelis favoritas de ciencia ficción) porque no me acuerdo de la relación que puede tener con tu comentario de Starbuck latte grande. De todos modos aqui os dejo con su tipica, tipica, tipica escena.......

“Yo he visto cosas que vosotros no creeriais. Atacar naves en llamas más allá de Orion. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de las puertas de Tanhauser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir”.

Norma dijo...

Hola Betus! Me alegro de que os haya llegado!!!
En la peli, cuando Decker está empezando a buscar, creo, hay un personaje secundario, (creo que es policía), que habla un idioma que no se entiende, y que es la mezcla de todos los idiomas que se hablan en L.A. en ese momento. Cuando la vi por primera vez, con 18 años y estudiante de idiomas, me llamó mucho la atención el asunto.
No sé si es el mismo policía que va dejando origamis por ahi, en plan Prison Break. Seguro que los origamis también significan algo, por cierto...

Norma dijo...

Típica y preciosa escena

zendal dijo...

Interesante argumento. Por un momento al leerlo, me ha venido a la cabeza la imagen de Scarlet Johanson en "Lost in Translation" paseando sola por Japoón, por las calles abarrotadas, por los templos vacíos...

(Impresionante película, Blade Runner).

(Y te lo dije en tu fotolog, pero te lo digo aquí por si pasas antes: te dejé comentario dedicado en mi blog). ;D

Norma dijo...

Voy

Athos dijo...

Blade Runner,¡Que película!
¡Que ambiente angustioso! y cuanta poesía!

Irene dijo...

Ohhh!!!! O.o Blade Runner es mi película favorita. La habré visto como diez veces, una en el cine en V.O.
Los origamis significan algo desde luego. Hay uno que le deja a Deker de un pajarraco para darle entender que Deker es un cobarde. El del unicornio simboliza la vida eterna ;) Una esperanza para replicantes como Rachel, sin fecha de caducidad.
Lo de los idiomas mezclados de ese personaje es verdad, fue un detalle de esos que captura la mente pero no le presta mucha atención.

Ay que me quedaré enganchada a tu blog jejeje

Norma dijo...

Irene!!!!!!!!!!!!!!!!! je,je